15 de agosto de 2012

El tambor de Colón

Quien no ha tenido en casa ese viejo tambor vacío de detergente que nos servía para guardar los juguetes, bien, pues lo podemos hacer para nuestra casa de muñecas.

Lo primero será buscar el recipiente para forrarlo con un imprimible (buscado de internet), yo escogí un bote de plástico de bolitas para collar,
como el bote era más fino por el centro que por los extremos, la diferencia la salvé con cinta gruesa de doble cara,
el asa es de cartulina amarilla y unida al recipiente con unos alfileres cortados. La tapa: un círculo de goma eva. Si quieres, ¡se puede rellenar con un poco de detergente!

1 comentario:

  1. Tienes razón, yo tenía mi bote de colón con todos los cacharritos de las cocinitas y mi chico también me ha contado que él tenía el suyo lleno de playmobil. Te ha quedado estupendo.

    ResponderEliminar

Tus palabras me hacen muy feliz, gracias